La Instalación Solemne del Instituto Venezolano de Genealogía se realizó el 14 de agosto de 1968 en el Auditorio del Palacio de las Academias. Presidió el acto el Presidente del Instituto, doctor Ambrosio Perera, quien estuvo acompañado por los demás Miembros de la Junta Directiva, por el Reverendo Padre Pedro Pablo Barnola, Director de la Academia Venezolana de la Lengua, y por el doctor Héctor Parra Márquez, Primer Vice-director de la Academia Nacional de la Historia. El doctor Perera abrió el acto con palabras de estímulo e hizo resaltar la importancia que representa para la cultura nacional la fundación del Instituto Venezolano de Genealogía. Luego el doctor Parra Márquez presentó, con una elocuente improvisación, un atento saludo al Instituto por parte de la Academia Nacional de la Historia. Luego de la juramentación de los socios presentes, el doctor Julio Báez Meneses pronunció el discurso de orden, magnífica pieza oratoria, en la cual definió, de modo claro, elegante e inteligente, el significado de los estudios genealógicos y el interés que los mismos tienen en la vida intelectual y cultural de los pueblos.

Cuadro de texto: Fundación

Instituto Venezolano de Genealogía